Cuando queremos decorar una sala, hay que tener en cuenta varios factores. La estructura del espacio en la habitación, el estilo que queremos mostrar, la decoración de las paredes y suelos, mobiliario acorde con el estilo , etc, pero sin perder la funcionalidad y diseño de estos elementos.

La decoración es una tarea muy complicado, conseguir que haya un equilibrio entre el estilo y la funcionalidad. Todos los elementos, tanto grandes como pequeños, deben conseguir un balance. Para que no se transforme en una habitación muy bonita, pero sin elementos esenciales; o perfecta para todo lo que necesites, pero no muy bonita de ver.

Aunque no sea una labor fácil, aquí te dejaremos algunos trucos y ejemplos de como conseguir el baño perfecto.

Optimización del espacio

Una de las prioridades al estructurar tu cuarto de baño debe ser conseguir capacidad de almacenaje, cuanto más, mejor. Es lo que te va ayudar a mantener un espacio limpio y sin todo a simple vista.

Si tu baño es un espacio pequeño, aprovecha las paredes colocando baldas o estanterías de pared, o incluso, si tienes la posibilidad, baldas integradas en la pared, consiguiendo aun más espacio. Otra opción es utilizar elementos que tengan múltiple funcionalidad, Perchas con baldas integradas, escobillero con portarrollos, etc. Cualquier artículo que creas que puedes darle otra función o te pueden ayudar a guardar varias cosas a la vez.

Mueble de baño funcional

El mueble es uno de los elementos principales de nuestro cuarto de baño, y va a ocupar gran parte del espacio. Es por esto que, dentro de lo posible, hay que intentar que pueda satisfacer varias necesidades a la vez.

Algunos ejemplos serían, añadirle un soporte para el secador o la plancha de pelo, Toalleros de muebles en los laterales. Otro elemento que se puede añadir son mini baldas a los lateral, lo suficientemente grandes para colocar los objetos que utilizamos habitualmente, sin que ocupen un espacio donde pueden llegar a molestar.

Colocar las toallas de forma diferente

En una casa familiar, no sirve con tener una o dos toallas en el baño, se necesita tener unas cuantas guardadas para que todo el mundo puedas utilizarlas. La mayoría, las guardamos en una balda o un cajón, dobladas lo más pequeñas posibles, y… ocupando espacio. Pero hay más maneras de poder almacenar las toallas, incluso en espacios reducidos. Tienes para elegir ganchos donde puedes apilar toallas que no se desdoblan, cestas decorativas perfectas para darle un toque diferente a el espacio, y muchos más.

Como has visto, hay mil maneras de poder optimizar el espacio de un baño sin perder la estética. Pero estas no son las únicas opciones, con un poquito de imaginación e ingenio, puedes inventar elementos super creativos que seguro que te ahorrarán espacios. Visita nuestra página de Construlanding para encontrar elementos de baño perfectos para ti.